Venezuela cumple 121 años consagrada al Santísimo Sacramento del Altar

Caracas.- Mons. Juan Bautista Castro promovió la idea de consagrar el país a Jesús Eucaristía y en el año  1899 ese deseo se alcanzó.

Este 2 de julio se cumplen 121 años desde que Venezuela se consagró al Santísimo Sacramento del altar y los fieles lo recuerdan con esperanza y devoción.

Desde que la evangelización llegó a estas tierras el cuerpo de Cristo fue el centro y es tan cierto esto que la adoración al Santísimo Sacramento y el reconocimiento del valor que tiene la Sagrada Comunión representa  lo más especial  para los cristianos de Venezuela; eso se puede observar no solo en las tradiciones de la Iglesia sino en las costumbres y el folclor popular, con expresiones populares de fe tales como los Diablos danzantes.

La historia de esta consagración a Jesús Sacramentado se remonta al año  1882 con la instauración  de la adoración perpetua en la iglesia de Las Mercedes, en Caracas cuando estaba al frente el  para aquel entonces Pbro. Juan Bautista Castro, Capellán de Santa Capilla y quien más tarde sería Arzobispo de Caracas y fundador de la Congregación Siervas del Santísimo Sacramento. Él propone en este momento de auge del recto culto al Santísimo Sacramento, la consagración de Venezuela a Jesús Eucaristía. Haciendo la petición al Episcopado Venezolano, fue recibida de manera unánime.

El 2 de julio de 1899, Mons. Críspulo Uzcátegui es quien hace lectura del Acto de Consagración:

«Recíbenos, salvador nuestro, y concédenos que venga a nosotros tu reino eucarístico. Levanta bien alto tu trono en nuestra República, a fin de que en ella te veas glorificado por singular manera y sea honra nuestra, de distinción inapreciable, el llamarnos la República del Santísimo Sacramento. Te entregamos cuanto somos y cuanto tenemos cubre nuestra ofrenda con tú mirada paternal y hazla aceptable y valiosa en tú divina presencia», señala parte del documento.