Síntesis de la Conferencia de Guzman Carriquiry a los Directores de las OMP de los países latinoamericanos

Vaticano.-  Este 10 de julio El  Prof. Dr. Guzmán Carriquiry Lecour ofreció una conferencia online  a los Directores de las Obras Misioneras Pontificias de los países latinoamericanos sobre la misión de la Iglesia latinoamericana en tiempos de pandemia.

Guzmán Carriquiry Lecour  es un uruguayo que estudió en la Universidad de la República, en Montevideo, donde se graduó con el título de “Doctor en Derecho y Ciencias Sociales”, colaboró con el Episcopado de su país como Director del Centro nacional de Medios de Comunicación Social y actualmente, y ya desde hace 40 años, trabaja al servicio de la Santa Sede.

En su conferencia expuso 6 desafíos en la misión de la Iglesia hoy y las mismas fueron publicadas por vaticannews

Desafios 

  • “Conversión efectiva en ese ‘hospital de campaña’ haciendo referencia al sufrimiento que la pandemia trajo consigo y afirmando que los cristianos deben ser capaz de socorrer y acoger a tantos ‘samaritanos’ heridos en los barrios de nuestras ciudades y en el interior de nuestros países”.
  • “Interceptar, detectar y discernir las más profundas inquietudes, preguntas y anhelos que están emergiendo desde las fibras íntimas de las personas, desde el corazón de nuestros pueblos”, detallando que es necesario mantener una escucha activa especialmente en este tiempo.
  • la urgida responsabilidad evangelizadora que ha de animar las comunidades cristianas”, destacando que en este tiempo “comienzan a emerger por doquier los signos, y a veces los clamores, de una ‘nostalgia de Dios” y que por lo tanto, “Dios nos está llamando a ser testigos, anunciadores y constructores de vida, de una vida buena, bella y verdadera, de una vida más humana para todos, no obstante las enormes dificultades, obstáculos y resistencias”.
  • Conversión pastoral y sinodal; esta tarea es “es un reclamo más urgente a su conversión pastoral y sinodal”, especialmente de los pastores. Afirma que hoy más que nunca se requiere “una sorprendente proximidad misericordiosa, solidaria y misionera de los cristianos y especialmente de los pastores, a la gente que encuentran, a la gente que les ha sido confiada”.
  • Contribuir en la reconstrucción; La sexta tarea y desafío de la Iglesia en tiempos de pandemia propuesta por Carriquiry “es la de estar llamada a proponer su contribución original en los caminos de reconstrucción de nuestros países latinoamericanos, las cuales serán sumamente arduos”. Reconoce que es necesario “invertir mucha competencia e inteligencia, muchos intercambios, mucha imaginación, mucha pasión por nuestros pueblos y por los pobres en primer lugar, para ir proponiendo nuevas estrategias educativas, económicas y sociales, nuevos modelos de desarrollo integral, solidario y sustentable”
  • la séptima tarea es “ser signo eficaz de la unidad y fraternidad de los pueblos latinoamericanos, cuya cooperación e integración entre sus naciones es más indispensable que nunca”.

Al concluir su ponencia señaló el testimonio del Papa Francisco en estos tiempos de pandemia, y recordó sus palabras el 27 de marzo en Plaza San Pedro: “la tempestad ‘desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades. Nos muestra como habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad. La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar lo que nutrió el alma de nuestros pueblos (…). Codiciosos de ganancias, nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la prisa (…). Hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo’”.