Símbolos de la JMJ Panamá 2019, llegarán a Venezuela en noviembre.

Venezuela acogerá los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Panamá 2019 del 15 al 20 de noviembre próximo en la ciudad de Maracaibo, según informó la Dirección de Comunicación en un comunicado.

El P. Pedro Pablo Aguilar, Director de Medios de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), expresó su emoción por la llegada de la Cruz Peregrina y el Icono de María Salus Populi Romani, y agradeció esta oportunidad en nombre de los jóvenes del país.

“Esta llegada de los símbolos a nuestro país es un signo de comunión para todos los venezolanos, teniendo en cuenta que muchos jóvenes no podrán asistir. La presencia de estos símbolos son un momento de comunión para ambos países y entre los jóvenes del mundo que que estarán en la JMJ Panamá 2019”, dijo este 17 octubre.

El sacerdote añadió que posiblemente cerca 300 jóvenes venezolanos participarán de la JMJ de enero:

“Se está haciendo un registro a nivel de la Conferencia Episcopal para ayudar con el requisito de la visa. Algunos participarán como Venezuela Peregrina”, que es una propuesta impulsada por la Pastoral Juvenil para ayudar económicamente a los jóvenes con menos recursos.

El P. Aguilar confirmó que los símbolos llegarán Maracaibo, ciudad que será sede del Encuentro Nacional de Jóvenes 2021. Además, dijo que la visita coincidirá con la fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá el 18 de noviembre.

La peregrinación de la Cruz Peregrina y el Icono de María Salus Populi Romani, como preparación por la próxima Jornada Mundial de la Juventud, comenzó en agosto de 2017 en México. Desde entonces han recorrido varios países de Centroamérica y el Caribe.

Han estado en Cuba, Haití, República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Estados Unidos, antes de regresar a Panamá el 29 de agosto pasado. De ahí, partieron hacia Venezuela.

La Cruz Peregrina mide 3.8 metros y fue entregada por primera vez a los jóvenes por el Papa San Juan Pablo II en 1984. El ícono de la Virgen y patrona de la JMJ fue entregado por el mismo Pontífice en el 2003.