Iglesia Don Bosco de Altamira se tiñe de los colores de los continentes para celebrar el DOMUND.

Con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones – “DOMUND”, el pasado 21 de octubre se realizó en la Iglesia Don Bosco de Altamira, la Eucaristía por la Evangelización de los Pueblos.

A la celebración eucarística se dieron cita los miembros de diversos grupos de la Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera que hacen vida en las parroquias de esta Arquidiócesis; así como los jóvenes animados por el Servicio de JOVENMISION, y algunos colegios afiliados a la Asociación Venezolana de Educación Católica “AVEC” y la Asociación de Promoción para la Educación Popular “APEP”.

La Eucaristía, presidida por el Pbro. Armelin De Sousa, Vicario Pastoral de la Iglesia caraqueña, estuvo enmarcada en la invitación que se hace  a todos los bautizados en esta jornada universal; a tomar conciencia de la naturaleza misionera de la Iglesia: “Si la Iglesia no es misionera, deja de ser Iglesia. La esencia de la Iglesia es la Misión”, destacando el padre Armelin el compromiso de todos con los misioneros y los territorios de misión en el mundo, a través de la oración, la cooperación económica, y la disposición personal al llamado que Dios nos puede hacer a ir más allá de las frontera.

De igual forma, durante la celebración eucarística se destaco el compromiso misionero de la Iglesia Venezolana con la misión, haciendo mención de los sacerdotes, religiosas y laicos que han dejado estas tierras para ir a anunciar la Buena Nueva a territorios desconocidos y en donde la Palabra de Dios aún no ha llegado. Así mismo se destaco la presencia y la labor misionera de la Hna. Ivonne Jeanne Miqueu, religiosa francesa de San José de Tarbes que cuenta con 75 años de vida consagrada y muchos de ellos lo ha dedicado a la educación y la evangelización en Venezuela.

Ver Albúm Fotográfico