El Cardenal Urosa resaltó las enseñanzas del Papa en la exhortación apostólica “Querida Amazonia”

Caracas.- El Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emérito de Caracas habló sobre la exhortación apostólica “Querida Amazonia”, presentada hace unos días en el Vaticano y de la misma resaltó la enseñanza del Papa Francisco sobre la pastoral vocacional, el celibato, la evangelización y el sacerdocio .

En un artículo publicado por ACI Prensa savino explicó que lo primero que llamó su atención al leer el documento fue la invitación del Papa a ser más diligentes en la evangelización; a comprender que el mundo tiene una necesidad de predicación más intensa. Además, dijo que por el trabajo eclesial “no se puede dar preeminencia al aspecto social. Este, que es muy importante, debe ser enmarcado dentro de la acción de la Iglesia para anunciar a Jesucristo, suscitar la fe en él, y llevarlo al corazón de los habitantes de la Amazonía”.

Profundizando en el documento aseveró que “algo muy importante, poco mencionado en el Instrumentum Laboris, es la centralidad e importancia de Jesucristo, nuestro Señor, en el cual y para el cual fueron creadas todas las cosas, en quien tiene su origen y culminación la Creación, el Señor de la historia y de la humanidad”.

También destacó el valor  del sacerdocio católico del cual “Jesucristo es la fuente y la causa de su importancia en la Iglesia, y el por qué solo el sacerdote puede celebrar la Eucaristía”. En la misma linea, aclaró que el Papa Francisco no ve la necesidad de romper con la disciplina general de la Iglesia latina de ordenar sacerdotes solo a hombres célibes por el Reino de los Cielos”.

El Cardenal subrayó asimismo que el Santo Padre reconoce que “ordenar sacerdotes a buenos hombres casados no es necesario. Hay otros caminos. Y el Papa nos hace un llamado a que las Iglesias de la Amazonia dediquen sacerdotes de sus diócesis a la labor pastoral en las zonas donde hacen falta más sacerdotes”.

“Con la fisura del celibato se introduciría una inestabilidad e inseguridad indeseables, y problemas de diverso tipo en las filas de los actuales sacerdotes:”, alertó.

“Podemos dar gracias al Papa Francisco por haber dejado a un lado esa propuesta novedosa e innecesaria. Por otra parte hubiera sido muy conveniente en este documento tener también una valoración positiva del celibato sacerdotal”, aseguró.

En otro orden de ideas, indicó  que el reto más importante de la Iglesia en la Amazonía es “la tarea inmensa y la hermosísima misión de evangelizar e inculturizar el Evangelio y la Iglesia en esos pueblos, respetando sus culturas”.

“¿Por qué, en otras épocas la evangelización de América Latina transformó y convirtió a pueblos enteros, y produjo vocaciones en los pueblos indígenas y no ahora? Es una pregunta que con humildad y valentía debemos plantearnos los obispos de las Iglesias particulares amazónicas”, cuestionó.

Finalmente, el Cardenal Urosa agradeció al Papa Francisco “por las enseñanzas que nos da en esta Exhortación, y pedimos a Dios y a nuestra amorosa Madre celestial, la Santísima. Virgen María, que nos ayude a recorrer con fuerza nuevos, válidos y efectivos caminos para la evangelización de los pueblos, en Amazonia y en el mundo entero. Amén”.