Cuaresma: 40 días en el taller del corazón

Caracas.- La Iglesia dispone tiempos litúrgicos para acompañar a los cristianos al encuentro con Jesús y sobretodo para acercarlos cada día más a la salvación de sus almas. Este próximo miércoles inicia la cuaresma; los 40 días en donde el corazón es reparado, es cambiado, es perfeccionado. Es como llevar el alma a un taller, y tal cual como un automóvil, el mecánico arregla las piezas, sustituye lo que no sirve y realiza todas las maniobras necesarias para dejarlo en excelentes condiciones.

IMPORTANTE 

  • 40 días de intensa preparación a la fiesta de PASCUA
  • Convertirse significa “volver”, “cambiar”, “corregir el camino” “Renovarse”
  • El Miércoles de Ceniza es día de ayuno y abstinencia. Los Viernes de Cuaresma son días de abstinencia
  • Ayunar por ayunar no tiene sentido y no hace a la gente mejor… Sobre todo en un mundo en que muchos ayunan, no porque es Cuaresma, sino porque no tienen qué comer
  •  El ayuno y la abstinencia son “signos de conversión”. No son “la conversión”
  • Hace Cuaresma: la pareja, la familia, el grupo, la parroquia, la comunidad. Nadie hace la Cuaresma solo
  •  Si los creyentes de este país cambian, todo el país hará el cambio. La Cuaresma ayuda a cambiar la sociedad

¿Cómo vivir la Cuaresma?

  1. Arrepintiéndote de tus pecados y confesándote
  2.  Luchando por cambiar
  3. Haciendo sacrificios
  4.  Haciendo oración

¿Cuaresma y carnaval?

La palabra carnaval proviene en su origen, del latín “carnevale”, integrada por “carne” y “levare” en el sentido de quitar, ya que se celebra en los tres días anteriores a la Cuaresma cuando no se consume carne. Esta etimología fue propuesta por la Iglesia Católica Medieval, aunque pudo tener también un origen pagano. El carácter pagano (no cristiano) de estas fiestas ha sido trazado por distintos historiadores hasta hace 4,000 años A. C.

Las fiestas de Carnaval tienen la característica de tomar los elementos propios de cada cultura, pero siempre presentando la alegría popular, con el colorido, el desfile y la participación de las diferentes clases sociales existentes en una nación dada. Se dice que el Carnaval ha perdurado a lo largo de los siglos porque éste ha servido como válvula de escape de todas las ataduras que la sociedad impone al ser humano.

Si comparamos el Carnaval con la Cuaresma, lo primero que tenemos que decir es que el primero es una fiesta de origen pagano, mientras la Cuaresma es un período litúrgico cristiano celebrado por la Iglesia Católica y muchas iglesias protestantes. Aunque de ninguna manera podemos concebir la Cuaresma como un período triste, si no de reflexión y de oración para prepararnos para la gran fiesta de la iglesia: la Pascua de resurrección de Cristo. El Carnaval por su parte, significa una época de alegría producida por los desenfrenos, el alcohol y la permisividad, actos que son repudiados por Cristo y la Iglesia.

Mensaje del Papa para la Cuaresma 2019